Muchas empresas que intentan vender a través de canales online aún no han identificado su embudo de ventas y tampoco han establecido una calificación para sus contactos.

El embudo de ventas o embudo de conversión, es el proceso que te permite definir el camino que debe recorrer tu Buyer Persona desde que visita por primera vez tu sitio web hasta completar el proceso de ventas y convertirse en tu cliente. En definitiva, este método es tu primer aliado para impulsar tu estrategia de marketing digital.

1. Contacto:

Esta etapa del contacto se basa en identificar y atraer a los usuarios potenciales a través de los diferentes métodos como: los contenidos, el marketing tradicional, entre otros. La propuesta con estos medios citados, es que el usuario pueda interactuar principalmente, para dejar sus datos de contacto.

2. Prospecto/Lead:

En esta etapa contamos con toda la información de los usuarios, la cual procederá a una clasificación. Este filtro debe realizarse para identificar si es factible o no invertir en el usuario potencial y dejar a un lado aquellos que en definitiva no están interesados en lo que tenemos para ofrecerles.

Cuando hablamos de prospectos, debemos distinguir dos categorías, los cuales dependen de dos departamentos de la compañía:

  • Marketing Qualified Lead (MQL) 
  • Sales Qualified Lead (SQL)

Marketing Qualified Lead (MQL) hace referencia a un cliente potencial que todavía no está dispuesto a avanzar en el embudo de conversión. Este tipo de lead ha interactuado con los contenidos o ha realizado visitas al sitio web. Sin embargo, todavía no está lo suficientemente preparado para ser cliente. Pero sí aceptará más contenidos y en recibir más información sobre la empresa.

LEÉ: EL FUNNEL DE VENTAS ¿EL CAMINO A SEGUIR?

Si avanzamos un poco más en el embudo de conversión, encontramos a los Sales Qualified Lead. Estos leads son clientes potenciales que están más próximos a la compra ya que están más preparados, a diferencia de los MQL. Estos usuarios ya han visitado la web varias veces y conocen más sobre la marca.

3. Oportunidad:

En esta fase hay que esperar a que los usuarios seleccionados manifiesten atención o interés en nuestras ofertas, para así ir directamente a este con nuestras ofertas.

4. Cierre:

Una vez determinado el tipo de producto o servicio, podemos darle comienzo al proceso de venta y de este modo, convertir al usuario en un cliente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DEL FUNNEL DE VENTAS AL FLYWHEEL

El embudo de ventas es un factor muy determinante a la hora de crear nuevas estrategias de marketing digital, te permite ser más preciso con tu estrategia y comprender el comportamiento de tu audiencia en cada campaña hasta alcanzar a tu Buyer Persona y cerrar las ventas estipuladas. ¿Aún no tenés el tuyo? Contactanos ahora que en 1NA Digital estamos

FUENTES: