Ha sido un comienzo ocupado para el 2020 para la activista climática Greta Thunberg. Recién cumplidos los 17 años, organizó una huelga escolar que comenzó en Suecia, luego criticó a los políticos australianos por la inacción mientras se producían incendios forestales en todo el país, todo dentro de los primeros tres días hábiles de la nueva década.

“The Power of Youth” fue la portada utilizada por la revista Time cuando confirmó a Thunberg como su Persona del Año para el 2019 el mes pasado, una frase que oculta la enorme brecha que existe entre el pensamiento establecido y la generación post Millennials nacida desde 1997: Generación Z.

La realidad es que los post-Millennials son una generación que ya no reacciona al enfoque de comunicación tradicional. Sin embargo, las marcas que buscan decodificar esta generación pueden hacerlo entendiendo los propios valores de Thunberg: autenticidad y propósito.

Aprovechá los comportamientos clave de la Generación Z:

Los Gen Z se identifican con la autenticidad. Quieren presentarse como realmente son, sin filtros ni etiquetas, sin limitar las visiones binarias ni ocultar sus verdaderas emociones. 

El 67% de ellos dice que una persona o una marca son geniales cuando son fieles a sus valores y creencias.

Para beneficiarse de esto, las marcas deben recordar tres aspectos clave del comportamiento de la Generación Z:

1. Son capaces de proyectar diferentes “yo”:

Conciben diferentes versiones de sí mismos y exhiben comportamientos variados de acuerdo con cada situación. La misma persona puede proyectarse de cierta manera en Facebook, en otra en Snapchat, y de manera totalmente diferente en Instagram. Las marcas deben comprender esto y perfeccionar la presentación relevante para la plataforma por sí mismas.

2. Sus identidades son fluidas. No hay tabúes:

Los miembros de la Generación Z están rompiendo barreras y convenciones sociales, mostrándose como lo que son en términos de emociones, género y orientación sexual. Por ejemplo, mientras el columnista australiano Andrew Bolt se burló del diagnóstico de autismo de Thunberg, la Generación Z lo acepta sin juzgarlo. Ven las diferencias en la salud cognitiva y mental como algo que deben aceptar. Los sentimientos negativos como la melancolía y la tristeza también son aceptados, como parte del ser humano. Por el contrario, muchas marcas todavía piensan y actúan intimidados al hablar y reflexionar sobre estados de ánimo y comportamientos no positivos.

3.Adoptan una estética fea:

Esta generación ama las imperfecciones que no deben ocultarse ni enmascararse, sino mostrarse como un factor de singularidad. Los adolescentes publican intencionalmente fotos en Instagram sin filtros brillantes para mostrar los aspectos más verdaderos de sus vidas. El final de la estética filtrada de Instagram, y la posterior normalización de la fealdad, son una reacción natural.

Descubrí tu propósito

Nunca ha sido más importante para las marcas tener y proyectar a través de las comunicaciones, un claro sentido de propósito. Esto se debe a que el 92% de los jóvenes cree que ayudar a los necesitados es importante, y el 89% prefiere comprar los productos de una marca que respalde causas sociales y ambientales en comparación con los de una empresa que no lo hace. ¿Qué significa esto? Que los Gen Z esperan que una marca tome una posición. Para ser respetada por sus valores y demandas, una marca debe demostrarlos de manera concreta y pasar de las palabras a las acciones.

Para lograr esto, las marcas deben considerar cuatro acciones claras:

  • Hablá con las comunidades:

Los miembros de la Generación Z tienen un fuerte deseo de establecer conexiones y encontrar un espacio donde puedan sentirse cerca de personas similares para hablar y pensar libremente. Han comenzado a girar hacia una dimensión más interna e íntima, centrándose en pequeños grupos de amigos, fácilmente accesibles gracias a las herramientas digitales disponibles. Y son precisamente estos círculos restringidos los que ejercen la mayor influencia sobre ellos.

  • Pasá de “contar una historia” a “dar vida a una historia”. 

Los jóvenes no están interesados ​​en la narración tradicional de las marcas. Como generación de creadores e inventores, esperan hacer oír su voz y tener un impacto directo en los productos y servicios. Las marcas tienen un impacto significativo cuando pueden hacer de las personas una parte integral de la narrativa e involucrarlas activamente en sus iniciativas, acercando sus valores al contexto histórico y social en el que viven las personas.

  • Liberá el potencial del audio

La Generación Z prefiere usar contenido a través de pantallas. Pero su apreciación también está creciendo para las soluciones de audio como una alternativa a la estimulación visual excesiva.

En pocas palabras, los distintos comportamientos de la Generación Z requieren cambios de las marcas. Y al igual que los columnistas de periódicos y los políticos que no lo hacen, aquellos que no interpretan estos cambios, no los escuchan y no los involucren serán irrelevantes.

Traducción de la Nota:

WHAT GRETA THUNBERG CAN TEACH BRANDS ABOUT DECODING GEN Z.