Cuando comenzás un negocio, un enorme listado de necesidades vienen a tu mente. Tarjetas de presentación, equipo, oficinas, regalos para clientes, carpetas especiales, documentos, etc, etc., por lo que muchas veces nos vemos en la necesidad de seleccionar qué sucederá primero.

 

Nuestra experiencia apoyando negocios en varios países nos ha enseñado a priorizar siempre, todo aquello que nos puede generar una venta. Recordá que las ventas serán el ingreso de todo negocio, por lo que es posible que nada funcione de forma correcta sino se consiguen clientes.

Es precisamente con ese punto con el que queremos comenzar esta conversación, un sitio web hoy en día no es el portal donde contás la tradicional ancestral de tu negocio, sino que se ha convertido en la ubicación global para la adquisición de clientes.

Por eso enlistamos 10 motivos por los que hoy mismo necesitás una web de calidad.

 

  • Podés entregar de forma breve los motivos por los que deben escogerte a vos sobre la competencia.

 

  • Permite que compartás casos de éxito y testimoniales de otros clientes satisfechos.

 

  • Crea un canal de comunicación entre clientes potenciales y tu empresa.

 

  • Es una gran opción para mostrar la variedad de tus productos o servicios y lo más importante, detallando de forma clara y encantadora sus características.

 

  • Comparte experiencias y puntos de valor para tus clientes potenciales a través de un blog con notas y noticias de relevancia.

 

  • No te centrás en hablar sólo de ventas. Podés compartir a través de la empatía haciendo webinars, artículos y entradas dónde compartás tu sentir con sus necesidades.

 

  • Creás tu propio centro de información. Hoy en día un sitio web te permite saber cuánto leyó, cuándo se fue, qué partes observó, incluso quién te compró.

 

  • Podés crear programas de beneficios para tus clientes fieles.

 

  • Te permite crear confianza. Mostrará el equipo que conforma tu empresa, siempre será un gran paso para que tus posibles clientes te den un voto de confianza.

 

  • Muestra de forma clara las condiciones legales de tu producto o servicio. Así evitás problemas o malos entendidos con tus clientes potenciales.

 

  • Si hay algo vital que debés de saber es que cualquier sitio web que represente a una empresa debe estar diseñado para satisfacer las necesidades de sus posibles clientes. Y tener claro cuál es la función y objetivo de este.

 

Hacete estas sencillas preguntas antes de diseñar tu sitio y te aseguramos que obtendrás mejores resultados.

 

¿Querés registros?

¿Querés que compren ahí mismo?

¿Querés que lean acerca de tu producto?

¿Querés que concreten una cita?

 

Si ya tenés un sitio web pero querés saber si realmente puede ayudar a tu negocio a mejorar te recomendamos realizar este TEST:¿Cómo saber si mi sitio vende en internet?

Si necesitás un equipo de profesionales que te apoyen con la creación de tu sitio web no dudés en ponerte en contacto con nosotros. ¡Déjanos tus datos!