Tener una cuenta de Instagram dejó de ser un acto agradable y se convirtió en una táctica para vender. ¡Descubrí cómo!

Desde hace un par de años, todo el tiempo y en todos los sitios la gente y los medios recomendaron usar las redes sociales para los pequeños negocios, sin embargo, a cuántos de nosotros no nos ha pasado que una vez que te enfrentás a la cámara o al feed de facebook de tu negocio, saber qué publicar resulta más complejo de lo que habías imaginado. Por eso, hemos creamos una serie de consejos que te ayudarán a usar a favor de tu negocio la cuenta de Instagram.

Antes de comenzar, queremos aclarar que aunque es cierto que Instagram resulta sumamente efectiva para industrias como moda o alimentos, no quiere decir que es exclusiva, siempre debés recordar que EL CONTENIDO ES EL REY, si lográs entregar a tu público aquello que está buscando, estás del otro lado.

Preparate una bebida para relajarte, tu cuaderno y andá visualizando cómo será el feed de Instagram de tu negocio a partir de ahora.

1. Contá una historia a través de los formatos: afortunadamente Instagram ha sido diseñada para ser un aliado de los marketers, podés apoyarte del formato multi fotografía para contar al usuario cómo usar tu producto para preparar un platillo, mostrar la variedad de colores o tamaños, o la historia que necesités contar.

Nike por ejemplo, reconoce los triunfos de los atletas que lo representan a través de una serie de fotografías.

2. No todas las historias deben ser largas: desde que Instagram permitió que hiciéramos stories la vida no fue la misma, ahora todos contamos de manera breve y simpática qué es lo que estamos haciendo. Lo mismo pasa con nuestras marcas. Apoyate de tu cuenta de Instagram para publicar la sonrisa de un cliente feliz al obtener tu producto, la visita de un famoso a tus tiendas, o la preparación deliciosa de los platillos que ofrecen pueden hacer la diferencia entre captar la atención de tus clientes potenciales o ser completamente irrelevante.

3. No todos los influencers son súper estrellas: cuando pensamos en un influencer a veces hacer uso de uno parece labor complicada, pues las grandes marcas nos han acostumbrado a que sean estrellas de Youtube, sin embargo, un influencer puede ser aquel usuario que ama tu marca y no tiene reparo en recomendarla. Compartir los post de esos usuarios satisfechos es un inicio para una estrategia de micro influencers.

4. Concursos para cada tipo de usuario: los concursos en Instagram no están limitados a desarrollarse para atraer más usuarios, los podés utilizar como una estrategia de recompra. Imaginá que hacés un concurso para todos los usuarios que hicieron una compra durante el mes de Febrero, donde el requisito es que te cuenten cómo se sintieron después de probar tu servicio o producto. O uno donde darás un premio doble a los usuarios que etiqueten a 2 amigos que crean podría enamorarse de tu producto como ellos.

Como podés ver en estos ejemplos, si bien estás haciendo un concurso, cada uno tiene un objetivo diferente y podés obtener la información que necesitás.

5. Sólo las fotografías de estudio funcionan: en la publicidad tradicional todos los anuncios incluían a un par de modelos, el producto y una sonrisa de ensueño, misma que casi nunca parecía la experiencia real de un usuario. Hoy en día, esto no siempre es necesario, en algunas ocasiones las fotos con aire natural que destaquen el uso del producto tendrán mucho más éxito en Instagram que las hechas en estudio con el uso de modelos, con esto no estamos diciendo que el trabajo de los profesionales no sirve, claro que sirve, sólo estamos enfatizando que mientras tus fotos permitan que el usuario se sienta más identificado es más posible que tu cuenta genere un buen engagement.

6. No tengás miedo: a experimentar con tu cuenta de Instagram, observá y analizá qué es lo que publican tus usuarios y entregá el mensaje que creés valorarán, aunque si te es posible apoyarte de profesionales que hagan este trabajo por vos, es posible que el resultado sea mucho mejor. Sólo no olvidés que siempre será vital contarle a los profesionales quién es tu cliente, qué características tiene, y cuál es el objetivo de tu negocio.

Si querés saber más consejos valiosos sobre marketing para tu negocio no olvidés registrarte a nuestro Newsletter.