Controlar una máquina simplemente hablándole era considerado ciencia ficción hasta hace no mucho tiempo. Posteriormente pasó a considerarse inteligencia artificial.

Sin embargo, con los avances tecnológicos, las IVU (la interfaz mediante voz del usuario) han llegado a ser más comunes y la gente hoy puede aprovecharse de las ventajas de interfaces como manos libres en muchas situaciones.

Si no estás familiarizado con el término, esta sería la explicación más sencilla:

La Interfaz mediante voz del usuario (IVU)’ permite la interacción humana con ordenadores a través de la voz/habla para iniciar procesos o servicios automatizados. IVU es la interfaz de cualquier aplicación de habla. Si, como Xiri, Alexa o el asistente de Google.

Google Home – Interfaz mediante voz del usuario

Según Ricardo Vilardi, creative manager de la consultora digital We Are Marketing, “ahora, más que nunca, resulta fundamental trabajar en esta área para dotar a las marcas de una identidad sonora y darle una personalidad a su voz. Una cadencia, un tono, un modo de hablar, los sonidos que la acompañan.

Sounds of Costa Rica – Ganador en los International Sound Awards.

Un buen ejemplo es este proyecto desarrollado por Publimark MullenLowe para el  ICT. Mirá el caso completo aquí.

Lamentablemente no muchos proyectos de branding gozan de sus propios sonidos, voz o música que les identifiquen. No obstante, está previsto que en el 2022 el mercado de los asistentes de voz genere más de 20.000 millones alrededor del mundo. “Quienes no adelanten a esta tendencia, perderán una gran ventaja competitiva”, añade el consultor de We Are Marketing.

De acuerdo con un reciente estudio de Uberall, el 22% de los consumidores confiesa hacer unos del “voice search” al menos una vez a la semana.

Alexa, Siri y compañía se están convirtiendo en el pan nuestro de cada día para muchos consumidores, y parecen abocados a convertirse en “mainstream” más pronto de lo que podríamos imaginar.